¡Tómame de la mano, que los moustros sí existen!

H. Ayuntamiento

Como ya lo sabemos, en México han aumentado los delitos de secuestro y robo de menores. Como padres, nuestros hijos son nuestro mayor tesoro y en éste mundo donde, inevitablemente hay gente que puede hacerles daño, no solo debemos protegerlos, sino enseñarles a defenderse, en especial cuando alguien quiere llevárselos a la fuerza…

Si eres mamá o papá y estás a cargo de un pequeño, es por ésta razón, que la Dirección General de Seguridad Pública de Ciudad Fernández, te deja algunas recomendaciones para evitar su extravío…

Algunos otros;

  • Olvídate de distraerte con el celular cuando salgas con tu hijo.
  • Dile que grite, SÍ, puede ser que sus encantadores gritos, esos que lanzan en una rabieta, pero en este caso serán necesarios. Dile a tu hijo que cuando alguien intente llevárselo empiece a gritar pidiendo ayuda; «auxilio no es mi papá o mamá». Esto le permitirá ganar tiempo hasta que llegue el auxilio o hará que el secuestrador se asuste y lo deje.
  • Tenga una palabra clave que sólo conozca la familia para no caer en engaños como: “Tu papá me dijo que viniera por ti” o “Tu mamá está en el hospital y no puede venir por ti”, que son frases utilizadas para recoger el menor, de esta forma el niño sólo hará caso si le dicen la palabra clave. Esta palabra no debe ser fácil.
  • Es importante que el niño aprenda que no debe hablar con ningún desconocido, incluso si se muestra amable o intenta ayudarlo. Tampoco debe aceptar juguetes, caramelos o cualquier otro regalo de alguien que no conozca. 
  • Enséñelos a marcar y a usar los números de emergencias 911 y 113.
  • A pesar de que es satisfactorio que los niños aprendan a abrir la puerta o contestar el teléfono, esto puede ser un factor de riesgo. Por esto, se le recomienda que los niños aprendan a no abrir siempre que toquen a la puerta, de igual manera con el teléfono.
  • No los mande solos a comprar a la tienda.
  • Si sus hijos se pierden dentro de un centro comercial, deben saber que lo mejor es quedarse parados o buscar a un policía.